domingo, 14 de diciembre de 2008

LOS "ATLANTES" DE TULA (MÉXICO)

TULA se encuentra a unos 80 kilómetros de la ciudad de México. Fue la capital de los Toltecas, que luego parte de ellos emigrarían a Yucatán, lo que explicaría la semejanza de las pirámides que levantaron y la Chichen-Itzá.
Lo que más llama la atención al que visita por primera vez este gran conjunto arqueológico con fama mundial, son las monumentales figuras de guerreros del edificio de Thahuizcalpantecuhtli, representaciones que son conocidas vulgarmente por "los atlantes" y cuya función originaria era la de servir de pilares en dicha pirámide.
Hoy nos vamos a adentrar un poco en este espectacular mundo prehispánico.
HISTORIA DE TULA
La ciudad de Tula fue fundada hacia el 900 después de Jesucristo por Ce Acatl Topiltzin Quelzalcoatl, aunque hay que señalar que antes de llegar los toltecas comandados por dicho personaje, ya existí a un grupo establecido en esta zona.
La convivencia de estos dos grupos humanos debió ser muy problemática. La historia tolteca-chichimeca nos señala como un grupo abandona el lugar, quedándose el otro en el mismo.
Pero la vida en esta ciudad continuó siendo conflictiva tanto internamente como con sus pueblos vecinos.
La caída de Tula, como centro de vital importancia socio-cultural para esta área geográfica, se sitúa hacia el 1165, pasan¬do a estar bajo control de Tenochtitlan
Los monumentos que hoy día puede visitar el turista y que nos hablan de la grandeza de esta cultura, corresponden a edificios que se situaban en la plaza prin¬cipal de la ciudad. Destacan los siguientes:
El palacio; el templo principal; el edificio de los "atlantes" o de Thlahuizcal-pantecuntli (del que hablaremos a continuación); el palacio quemado; el adoratorio o altar; el tzompantli; y los dos juegos de pelota, entre otros.
EDIFICIO DE LOS ATLANTES O DE TLAHUIZCALPANTECUHTLI
Para analizar brevemente este interesantísimo monumento, recogemos lo que de él nos describe, Eduardo Matos Moctezuma, gran arqueólogo mexicano y coordinador del magno proyecto arqueo¬lógico que sobre Tula se realizó de 1972 a 1976:
"Este edificio se encuentra en el lado norte de la plaza y frente a el, se halla un gran vestíbulo con numerosos pilares. Consta de varios cuerpos que original¬mente estuvieron cubiertos con paneles de piedra, las cuales representan lo que parece ser una deidad muy elaborada, y a sus lados, unas aves que están devoran¬do lo que se ha interpretado como cora-
zones, de los que brotan tres gotas de sangre. Arriba de este detalle, se encuen¬tran representados jaguares y coyotes, algunos de los cuales llevan un collar al cuello. En la fachada este y norte, pueden verse estas figuras. Al explorarse el edificio, en la década de los años cuarenta, se descubrieron en su lado norte los restos de los llamados ATLANTES, los que finalmente fueron colocados en la parte superior, para lo cual se reconstruyeron algunos cuerpos del edificio, al igual que su escalinata principal, de la que no quedaba casi nada
Estos ATLANTES y los demás pilares descubiertos están hechos en secciones, con el sistema de espiga y caja; es decir, que se van colocando las piezas una sobre otra, empotrándose la saliente o espiga de la pieza de abajo en un agujero que presenta la que va colocada arriba, y ésta, a su vez, tiene una espiga en su parte superior para la siguiente pieza.
Los ATLANTES son representaciones de guerreros. En su mano derecha, llevan un atlatl o lanzadardos, y en la otra, un haz de flechas. Sobre el pecho, tienen un pectoral en forma de mariposa, y visten con un faldellín y un gran cinturón anudado al frente; en su parte posterior, tienen un disco solar. Las dos atlantes centrales son originales, mientras que el de la izquierda es una copia
Los pilares muestran la representación de un personaje que se ha identifica do como Quetzalcoatl, y un atado de fechas. Tanto en la base, como en la parte intermedia y alta del pilar, puede verse la figura de lo que aparece un cipactli (cocodrilo).
Al norte de este edificio se conservan restos del Coatapantli o muro de serpientes, en el que aparece pintada una serpiente de cascabel y un individuo semidescarnado".
BIBLIOGRAFÍA:
Eduardo Matos Moctezuma: Tula Editorial GV. México, 1982.
Varios autores: Guía Oficial de Tula . Editada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia. México. 1979
Nota.- La primera publicación de este pequeño comentario sobre este yacimiento fue publicada en el Faro de Vigo, hacia 1985. En las fotografías dos vistas del conjunto arqueológico.