domingo, 8 de febrero de 2009

EL MUSEO DE PREHISTORIA Y ARQUEOLOGÍA DE HAMBURGO ( ALEMAMIA )

La famosa y em­prendedora ciudad alemana de Ham­burgo, posee 18 mu­seos de variada te­mática, estando dedicado tan sólo uno de ellos a la Pre­historia y Arqueo­logía del Norte de Alemania. Este mu­seo se localiza a las afueras de la gran ciudad, en el barrio conocido como Harburg y se denomina HELMS MUSEUM.

Ocupa el Helms Museum un edificio de construcción moderna, que hace que sus di­versas instalaciones y salas de exhibición, estén muy bien di­señadas y distribuidas, consi­guiendo con ello integrar ade­cuadamente los objetos que se muestran al público con el marco cronológico respectivo.

Así tenemos como en una espaciosa sala, por medio de amplias vitrinas consecutivas, se van mostrando los diversos objetos arqueológicos, si­guiendo una lógica secuencia cronológica, desde las épocas más antiguas a las más re­cientes. Dicha sala se dedica monográficamente a la Edad de la Piedra y Metales. Acom­pañan a las piezas, textos ex­plicativos del momento cul­tural a que pertenecen, a la vez que diversos diseños y ma­quetas reproducen algunos as­pectos más llamativos de cada etapa prehistórica: la explota­ción de una mina de sílex; la tala de un bosque y el cultivo de cereales; la formación de los primeros poblados, etc.

Muy bien representada está la Edad del Bronce (aquí datable entre el 1700 hasta el 700 a.C), pues a ella perte­necen numerosas vasijas pro­fusamente decoradas con mo­tivos incisos y diversos tipos de armas ofensivas (espadas, lanzas, flechas, hachas...), y defensivas (escudos, cascos...).

La Edad del Hierro nos muestra un gran repertorio de vasijas de barro cocido con sencilla decoración geomé­trica, presentando la mayoría una carena en su zona media. También de esta época po­seemos numerosas muestras de armas: espadas, hachas, lanzas...

La época en contacto con el Mundo Romano, a no ser por algún elemento aislado perte­neciente a esta cultura y procedente de las legiones que ocu­paron este territorio, no traerá grandes variaciones a estos pueblos, auténtico "limes" en los primeros siglos de nues­tra Era. No nos extraña pues ver numerosas vasijas cerá­micas decoradas con una gran gama de motivos estampillados que nos recuerdan a di­seños ornamentales, pare­cidos a los que se dan en nuestra área geográfica, en una época anterior, pero que aquí se datan ya hacia los si­glos III y IV después de Jesu­cristo.

De la época Vikinga se pueden admirar grandes y pe­queños objetos que nos docu­mentan admirablemente sobre la vida y costumbres de los ha­bitantes de esta zona en esas fechas. Destaca una embarca­ción de tamaño medio de dicho momento cronológico y la re­construcción de una casa tam­bién perteneciente a dicho pe­ríodo a tamaño natural.

Ya de plena Edad Media se pueden admirar numerosos objetos de cerámica, metal y vidrio que nos introducen en la panorámica general y com­pleja de este período en esta área geográfica alemana.

UN MUSEO DIDÁCTICO

El Helms Museum es ante todo un Museo eminente­mente didáctico. En todas las salas en que se exhiben restos arqueológicos, vemos como se ha cuidado hasta el último de­talle la exposición de los mismos, existiendo nume­rosas reproducciones totales de diferentes piezas así como ma­quetas y dibujos que ilustran perfectamente cada período cronológico presente en este museo.

Además el museo facilita a sus numerosos visitantes, es­colares en su mayoría, hojas didácticas para que saquen mayor partido a su visita (pro­poniendo actividades y dando información complemen­taria), poseyendo salas desti­nadas para trabajos en grupo.

Como anécdota podríamos apuntar, que normalmente los alumnos de los colegios en sus frecuentes visitas, muelen grano de trigo en molino de mano de la época prehistórica y una vez hechas las tortas y cocidas en el horno que posee el museo, salen del mismo co­miendo un alimento prehistó­rico pero hecho por ellos mo­mentos antes. Mayor didáctica que la prehistoria no creemos que se encuentre. Y así, múlti­ples ejemplos que podríamos seguir citando.

Agradecemos a Tania Meyer y Rüdiger Articus, ar­queólogos del Hems Museum, su colabo­ración desintere­sada que hizo posible la visita de­tallada a este impor­tante centro de investigación y di­vulgación de la Pre­historia y Arqueo­logía del Norte de Alemania.

Nota.- En las imágenes, fotografías de Delmi Álvarez, que muestran algunas vitrinas de este museo, en la visita que hicimos al mismo en 1985.