miércoles, 25 de febrero de 2009

LOS BARCOS VIKINGOS DE ROSKILDE ( DINAMARCA )

A 40 kilómetros de la capital danesa, en la bella e histórica ciudad de Roskilde existe un magnífico museo que trata de forma monográfica la navegación vikinga. Consiste en un gran edificio, cercano al mar, en el que se custodian cinco barcos que cronológicamente corresponden al final de la época vikinga, esto es, hacia el año 1000 de nuestra era.
EL YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO: ORIGEN, EXCAVACIÓN Y SALVAMENTO
Para dificultar la navegación en el fiordo de Roskilde y proteger esta pujante ciudad comercial, entre los años 1000 al 1050, se establecerán un sistema de presas, que se llevarán a cabo en la mayoría de los casos, a base de hundir embarcaciones y colocar piedras sobre ellas.
Los cinco barcos que hoy se contemplan en el mencionado museo, proceden de una presa de esas características, situada a 20 kilómetros de Roskilde, en el lugar denominado Skuldelev.
En 1957-1959, el Museo Nacional danés realizó excavaciones arqueológicas submarinas en la zona que pudieron determinar que este pecio estaba constituido por embarcaciones hundidas de época vikinga.
En 1962 se desecó esta presa por medio de un dique o muro construido al respecto y en cuatro meses se pudieron sacar la totalidad de las piedras que cubrían los barcos y rescatar los restos de estos.
En el Instituto de Conservación del Museo Nacional de Brede, los restos de las armaduras de los barcos fueron sometidos a un largo y minucioso trabajo de restauración. La circunstancia de haber estado la madera de las embarcaciones tantos años en el agua, hizo necesario tapar todos los poros y huecos de la misma, con cera artificial (glycol) para permitir su perfecta conservación.
LOS BARCOS VIKINGOS DEL MUSEO DE ROSKILDE
A continuación analizaremos muy brevemente los cinco barcos o naves que se exhiben magníficamente en este Museo y que el visitante al mismo puede contemplar con todo detalle.
El primer barco se trata de una NAVE DE ALTA MAR, similar al tipo que se utilizan en la época para el transporte de mercancías para Inglaterra, Islandia y Groenlandia.
Se ha conservado un 70% de la armadura de la embarcación lo que nos permite decir que medía de largo unos 16,50 metros, 4,50 metros de ancho y 1,90 metros de altura en el centro.
Esta construida con madera de pino, roble y tilo.
Seguidamente tenemos una pequeña NAVE DE COMERCIO, típica vikinga.
Podría haber transportado mercancías por el Mar Báltico y/o el Mar del Norte, así como navegar contra la corriente de los ríos.
La tripulación de unos 4 a 6 hombres se situaba en la proa y popa, mientras que la mercancía se colocaba en el centro. Los medios de propulsión de esta embarcación eran la vela y los remos (estos últimos situados en los extremos). Se ha podido recuperar el 75% de ella. Sus medidas son: 13,30 metros de largo; 3,90 metros de ancho; y 1,11 metros de altura en el centro.
Interesante es el barco que analizamos a continuación. Es una NAVE DE GUERRA que podía transportar unos 24 remadores. Este tipo de embarcaciones son muy bien conocidas por diversos hallazgos arqueológicos. Así tenemos, la famosa tumba de Ladby (en Fiona) o las representaciones de los barcos en los tapices de Bayeaux (como se recordará estos tapices fueron fabricados en Normandía, poco tiempo después de la expedición de Guillermo el Conquistador en Inglaterra en 1066).
Tan sólo un 50% del barco se ha conservado. Aproximadamente medía unos 18 metros de largo, 2,60 metros de ancho y 1,10 metros de altura en el centro.
La siguiente nave es la más pequeña de todas las embarcaciones que se muestran en el Museo. Por sus peculiares características podría tratarse de un TRANSBORDADOR o un BARCO DE PESCA. Está construido con madera de pino, roble y abedul.
El 70% de su armadura se conserva, pero no han llegado hasta nosotros su proa y popa. Mide unos 12 metros de largo, 2,50 de ancho y 1,20 metros de altura en el centro de la nave.
Por último tenemos una NAVE LARGA que sólo se conserva en su 20%. Debió poseer aproximadamente unos 28 metros de longitud.
Este tipo de embarcaciones era el más temido en la época de los vikingos, pues era el utiliza¬do para sus incursiones guerreras más importantes. Se calcula que en esta nave podrían colo¬carse de 40 a 50 remadores. Está construida íntegramente en madera de roble.
MUSEO DIDÁCTICO
El Museo de los barcos vikingos de Roskilde posee un pequeño cine en donde se proyectan de forma totalmente gratuita, películas relacionadas con la excavación de los barcos, así como sobre la restauración de los mismos y su problemática.
También el Museo posee numerosas películas de gran interés, sobre temas de arqueología y marinos.
En el Museo se puede visitar una exposición permanente que trata de la época de los vikingos y de la construcción de sus barcos.
Además se realizan a lo largo del año, exposiciones temporales y temáticas. Este Museo se inauguró en junio de 1969 y por él han pasado miles de visitantes que han podido contemplar y recrearse admirando estas naves vikingas, logrando con ello acercarse al enigmático pero apasionante mundo de los vikingos.
LECTURAS ESPECIALIZADAS
-Olaf Olsen and O. Crulin-Pedersen: Five Viking Ships from Roskilde Fiord. The National Museum of Denmark, Copenhagen, 1978.
-Olaf Olsen and O. Crumlin-Pedersen: The Skutdelev Ships. Acta Archaeológica volumen XXXVIII, Copenhagen, 1967.
-B. Brorson Christensen: The Conservation of Wateriogged Wood in The National Museum of Denmark. Copenhagen, 1970.
Nota.- Ilustra este comentario, una vista parcial del museo de los barcos vikingos de Roskilde, en la que podemos observar una de estas peculiares embarcaciones.