jueves, 19 de febrero de 2009

LAS PINTURAS Y GRABADOS RUPESTRES PREHISTÓRICOS DEL LITORAL DEL MAR DE CORTÉS ( MÉXICO ) II

Pasemos ahora a hablar, brevemente de la Cueva de La Trinidad. Se encuentra en la sierra de Guadalupe, cercana a la pequeña pero bonita población de Mulegé. Desde allí, y contando con un guía excepcional, D. Narciso Villavicencio, natural de la zona, nos acercamos a la zona, que posee numerosas cuevas con pinturas prehistóricas. Hay que decir que en sierras cercanas, como la de San Martín, tambíen aún existen en la actualidad cuevas con pinturas inéditas que esperan la llegada de algún investigador. D. Narciso, por ejemplo, muy gentilmente y a la hoy de despedirse de mi, me regalo una fotografía a color de una de esas pinturas inéditas, a las que me refiero.

Las pinturas cubren una de las paredes laterales de la cueva y se encuentran cercanas a la entrada a la misma. Podemos observar diversas figuras de diferentes colores y representando diferentes motivos y pintadas en varios colores. Las tonalidades que más abundan son las blancas, negras y rojas.

Lo que primero llama la atención al observar con detenimiento las pinturas, es la superposición de las mismas. En general las de color negro y blanco, pasan por encima de las de color rojo, que aquí serían pues, más antiguas. También esta cronología más arcaica para los motivos representados en rojo, nos viene dado teniendo en cuenta la técnica estilística empleada, muy refinada y de trazo fino y seguro en los motivos pintados. Podemos destacar varias figuras de cérvidos, destacando de todos ellos, uno de gran tamaño con magnífica cornamenta y de trazo muy bien conservado, delante del cual podemos observar otro, de tamaño menor, que podría tratarse de una cría del mismo o de una hembra. También tenemos una interesante motivo antropomorfo, que nos viene dado por una figura que presenta los brazos abiertos, así como sus manos, pudiéndose distinguir perfectamente los dedos de las mismas. Por últimos tenemos, también de tonalidad rojiza, pero bastante mal conservadas las líneas que los definen, diversas representaciones de peces, de diferente tamaño y forma.

En general, las figuras de color blanco, poseen el mismo repertorio que las anteriores, pero su elaboración técnica, es más tosca. Llama la atención que algunas de las figuras representadas, están pintadas en posición invertida, destacan de todas ellas, un gran cuadrúpedo y otro antropomorfo, que al igual que el analizado anteriormente, posee los brazos abiertos. También ofrecen una visión muy buena, una serie de representaciones de manos abiertas y en grupo.

Finalmente, tenemos algunos motivos de color negro, dispuestos en ocasiones en el panel, los zoomorfos, como si estuvieran subiendo o bajando por el mismo. Es interesante señalar que también en algunas de las figuras de los otros colores mencionados, observamos esta colocación. La conservación de estos también es mala y en conjunto sería muy recomendable realizar unos trabajos inmediatos de limpieza, consolidación y restauración de todas estas pinturas.

Para concluir esta pequeña incursión arqueológica en el apasionante mundo de las pinturas rupestres prehistóricas de la Baja California, debemos señalar como la superposición y las diferentes técnicas de ejecución de las mismas, nos hablan de momentos cronológicos diferentes, algunos de ellos, cercanos en el tiempo, pero posiblemente otros, más alejados, poseyendo por ello, en el mismo yacimiento arqueológico, unas dataciones cronológicas muy distintas.

La realización de excavaciones arqueológicas y la toma de muestras adecuadas, despejarán sin duda alguna, cuando se analicen los resultados obtenidos y se tengan las oportunas dataciones cronológicas por Carbono -14 y otros métodos empleados, las dudas que hoy día se nos plantean en cuanto a la cronología de estas pinturas, que hoy hemos ofrecido al amable lector de esta revista.

BIBLIOGRAFIA BASICA SOBRE EL ARTE RUPESTRE DE LA BAJA CALIFORNIA (MEXICO)

ESCOBEDO, Gustavo Iván

1995: Pinturas rupestres de Baja California (san Gregorio, San Ignacio y San Francisco). Revista México Desconocido, nº 220

FULLOLA, J., CASTILLO, V., PETIT, M. A., RUBIO, A., SARRIÀ, E. y VIÑAS, R

1993 .- El proyecto Baja California (México. Actes del XII Congrés Internacional de la U.I.S.P.P. , vol. 2, ed. Inst. Archéol.de l'Acad.Slovaque des Sciences, pp.127-132, 4 fig., Bratislava

FULLOLA, J. M., PETIT, A., RUBIO, A., DEL CASTILLO, V. y BERGADA, M.

1993: Esquema crono-cultural del poblamiento prehistórico de las sierras centrales de la península de Baja California. Revista Arqueología, tomo 9-10. Publicación de la coordinadora nacional de arqueología del I.N.A.H. de México.

1994: Arte y Arqueología prehistóricos de la península de Baja California (México). Monografía 17 del Museo y Centro de Investigación de Altamira. Homenaje al Dr. Joaquín Gónzalez Echegaray. Ministerio de Cultura, pp. 325-336

2004: Comunidades prehistóricas de Baja California. Revista Investigación y Ciencia, tomo 37.Barcelona

FUJITA, Harumi

1995: Manifestaciones rupestres en la región austral de Baja California Sur. Revista COBACH, número 10, Mayo-Junio. La Paz (México)

GUTIERREZ MARTINEZ, María de la Luz

1994: Arte rupestre, Baja California sur. La sierra de San Francisco. El cañón de Santa Teresa. México

2000: La tierra incógnita. En la obra Guía México desconocido, número 64, Noviembre

HAMBLETON, Enrique

1979: La pintura rupestre de Baja California. Editado por el Departamento de Fomento Cultural de Banamex. México

STANLEY PRICE, N.

1996: La conservación del Arte Rupestre de Baja California. Boletín del Instituto Paul Getty de Conservación., tomo 11, número 2. Los Angeles (EE.UU)

VIÑAS, R. SARRIA, E., RUBIO, A., DEL CASTILLO, V. y PEÑA, C.

1986-87: El santuario rupestre de la cueva de la serpiente, arroyo del Parral, Baja California Sur (México). Ars Praehistórica, tomo V-VI

1986-89: Pinturas de serpientes en el conjunto rupestre de la sierra de San Francisco, Baja California Sur (México). Revista Ampurias, número 48-50, tomo II.

Nota.- En las imágenes que acompañan el texto, un detalle del gran cérvido de pintura roja y antropomorfo y zoomorfo de pintura blanca.